La patronal alerta que mantener la interpretación abusiva de la salvaguarda del empleo puede comportar la quiebra de muchas empresas y la pérdida de muchos más puestos de trabajo de los que se pretende preservar.

También considera que se menosprecia al empresariado cuando se presupone, a través de los mal diseñados “incentivos”, que se mantienen personas trabajadoras en ERTE por vagancia empresarial. Más información